«SOMOS LA ARCILLA DEL FUTURO»

Eduardo Charme Barros
Presente !

 
Eduardo Charme Barrios

"El más alto ejemplo del valor revolucionario de los socialistas chilenos"

Compañero y destacado militante del Partido Socialista de Chile, asesinado en 1976, a la edad de 34 años, cuando era miembro de la Comisión Política del mismo. Su vida política la inició en la Universidad de Chile, mientras estudiaba Ciencias Políticas.

Una vez titulado, y durante el Gobierno de Salvador Allende, desempeñó cargos de gran responsabilidad en el Ministerio de Economía y en el Banco Español, donde lo sorprendió el golpe militar.

El mismo 11 de septiembre combatió duramente a las fuerzas militares desde las poblaciones marginales de Santiago.

Inmediatamente ingresó a la clandestinidad y se abocó a las tareas de reconstrucción del Partido Socialista. En enero de 1975 fue detenido por agentes de la DINA y conducido a Villa Grimaldi.

Fue torturado incansablemente, sin embargo, resistió heroicamente sin entregar información a sus captores.

Posteriormente, fue trasladado al Campo de Prisioneros de Puchuncaví, donde formó parte de la dirección de la organización de presos políticos y encabezó la primera huelga de hambre de los detenidos durante la dictadura militar.

Su claridad política, su consecuencia y su espíritu unitario le valieron el respeto de sus compañeros de prisión. Gracias a la presión internacional, fue liberado en septiembre de 1975.

Una vez en libertad, y pese a las advertencias y consejos de que abandonara el país, continuó su trabajo político y, a comienzos de 1976, asumió como Secretario de Organización del Partido, tras ser detenida gran parte de la dirección máxima.

En esa calidad participó en el Primer Pleno Nacional Clandestino del Partido, realizado en agosto de 1976, donde fue elegido miembro de la Comisión Política.

Su muerte ocurrió el 14 de septiembre de 1976, al ser sorprendido por tres agentes de la DINA cuando concurría a contactarse con un dirigente regional. A las 13:30 horas cayó abatido por las balas de los efectivos de seguridad pese a oponer resistencia, en la calle Olivos con Avenida La Paz, su cadáver fue subido a un automóvil Chevrolet y apareció un día después en el Instituto Medico Legal.