Los Origenes del Partido Socialista de Chile

Chilenos en las Brigadas Internacionales

 

Así, se desenvolvieron en diversas batallas, allí donde les llamaron, acudieron a defender una patria que es universal, porque hay gente que es del mundo, y que siente cualquier injusticia en cualquier parte como propia.

 

Fueron miles los hombres y mujeres, de todo el mundo, que hace ocho décadas acudieron con coraje y fervor al llamado de la causa antifascista. Lo que se sabe poco es que entre ellos hubo un puñado de chilenos valientes. Y lo que se sabe menos aún es que muchos eran marinos y militares chilenos.

"Cuando pasen los años y las heridas de la guerra se hayan restañado, hablad a vuestros hijos de las Brigadas Internacionales. Decidles cómo estos hombres lo abandonaron todo y vinieron aquí y nos dijeron: estamos aquí porque la causa de España es la nuestra. Millares de ellos se quedarán en tierra española. Podéis iros con orgullo pues sois historia, sois leyenda. Sois el ejemplo heroico de la solidaridad y universalidad de la democracia. No os olvidaremos, y cuando el olivo de la paz eche de nuevo sus hojas, ¡volved!". Con estas palabras, Dolores Ibárruri, La Pasionaria, despidió a las Brigadas Internacionales en Barcelona, una mañana de noviembre de 1938. Eran miles los hombres y mujeres, de todo el mundo, que acudieron con coraje y fervor al llamado de la causa antifascista, para combatir contra las tropas de Franco, los italianos de Mussolini y los alemanes de Hitler. Lo que se sabe poco es que entre ellos hubo un puñado de chilenos valientes. Y lo que se sabe menos aún es que muchos eran marinos y militares chilenos. Eran otros tiempos.

Miguel Álvarez Torres fue uno de ellos. Ex oficial de la Armada chilena y simpatizante comunista, se destacó en la dramática defensa de Madrid. Otro, inolvidable, es Alfredo Franco León, capitán de artillería, quien llega a España en septiembre de 1937 y se convierte en un combatiente infatigable y un formidable organizador. También destella la figura de Alejandro González Figueroa, capitán de Ejército en Chile, quien fuera capitán de la Cuarta División de las Brigadas Internacionales. Se guarda también celosa memoria de Luis Ángel Zendolla, capitán de Aviación, natural de Valdivia y secretario de seccional del Partido Socialista de Chile en esa ciudad. Hubo en las Brigadas varios ex oficiales de la Armada chilena participando como voluntarios internacionalistas en los más diversos frentes de esa horrenda guerra. Uno, del que sólo se recuerda su apellido, Córdova, logró regresar con vida tras la contienda, pese a su arrojo suicida, y se reintegró en nuestra Armada desarrollando una carrera de marino brillante, según recuerdan algunos testigos que lo vieron volver, marcado por la guerra y condecorado sólo por sus propios huevos. No tenía militancia política y sólo lo animaban sus simpatías hacia la causa democrática del bando republicano. Los archivos se los ha llevado el viento. Sólo se cuenta con el recuerdo de ex combatientes y el libro de un brigadista suizo, Gerald Gino Baumann, donde se menciona también a los chilenos Joaquín Almendros (militante PS), Francisco Arbos Siura (oficial), Emilio del Solar, Juan Gabelic Madrid, Gustavo Gaete (socialista y teniente del Ejército Republicano), Alejandro Gálvez, Raúl Galleguillos Molina (también socialista), Héctor y Pedro Hernández (este último caído en combate, socialista), Gustavo y Salustino Herrera Jarpa (socialista, oficial e integrante del Estado Mayor del Ejército Popular), Bernardo Ibáñez, George Lang, Félix López Cáceres (sindicalista de la francesa CGT Confederación General del Trabajo), Francisco Marín Marín (socialista), Alberto Miranda, Ciro Rivera Videla (capitán de artillería), Eustaquio Riveros Gómez (jefe del Estado Mayor de la Brigada Internacional CXXIX), Julián Rueda Nieto (miliciano), Rubén Soto Echenique (socialista y capitán del Ejército Republicano), Benito Torrente (enfermero), Luis Uribe Castro y Ernesto Villarroel (ambos socialistas), Juan Zardolla y Jorge Campillo. También figura en la lista del suizo una única mujer chilena en las filas republicanas: Mónica Milward (socialista), quien actuara como oficial de prensa en Barcelona.

La mayoría de esta información ha sido compilada por la excelente historiadora Olga Ulianova, quien ha seguido, hasta donde le ha sido posible, el levísimo rastro de estos compatriotas nuestros, de estos militares, marinos y aviadores chilenos, muchos anónimos, que no vacilaron un instante en jugarse la vida por la causa popular en España. Y a quienes rendimos desde aquí un emocionado homenaje que vuela más allá del óxido que el tiempo y la historia acumula sobre los hechos y las cosas de los hombres

Miguel Álvarez Torres, Alberto Benito Mencha, José Efraín Gartez, Julio Cancino Labra, Manuel Cerda Muñoz, Enrique Cortizón Martínez, Manuel Ferrera Fernández, Alfredo Franco León, José Gardés Camps, Alejandro González Figueroa, Carlos Kern, Luis Ángel Zendolla, Plácido Martín Banús, Luis Moren Herrera, Arturo Domingo Piqué, Octavio Rojas Messeres, José Luis Ross Pino, Luis Vigué Vallade, José R. Vigué Vallade, Luis Villegas, Pedro Ventura Torra, César González Lavilla, Fernando Lozoya, José Mir Colomer, Ignacio González, Álvarez Miguel Amunátegui, Alejandro Martínez Sáenz, Manuel del Villar, Juan Guash, Oliver Guillermo Córdova, Luis Córdova, Hernán Barros Bianchi, Ernesto Silva, Pedro Henríquez, Agustín Plaza, José Uribe, Joaquín Almendros, Francisco Arbos Siura, Emilio del Solar, Juan Gabelic Madrid, Gustavo Gaete, Alejandro Gálvez, Raúl Galleguillos Molina, Héctor Hernández, Pedro Hernández (fallecido en combate), Gustavo Herrera Jarpa, Salustino Herrera Jarpa, Bernardo Ibáñez, George Lang, Feliz López Cáceres, Francisco Martín Marin, Alberto Miranda, Ciro Rivera Videla, Eustaquio Riveros Gómez, Juan Rueda Nieto, Rubén Soto Echenique, Benito Torrente, Luis Uribe Castro, Ernesto Villarroel, Mónica Milward.

El total de que se tiene registrado en el bando republicanos de ciudadanos chilenos es de 61, aunque se sabe de que hubieron muchos más de los cuales no se guarda registro alguno. Mas de la mitad de ellos esta representada por militares profesionales chilenos, oficiales que parten directamente desde Chile con militancia mayoritariamente socialista y algunos comunistas. Se trata de un grupo bastante nutrido y dado la importancia que tuvo la Guerra Civil Española en el imaginario colectivo de la izquierda en todo el mundo y en particular en Chile no podemos dejar de recordarles y saludar su aporte internacionalista, y hacemos justicia de un hecho que ha quedado en el olvido.

Combatientes chilenos en las Brigadas Internacionales del Ejercito Republicano. Honor y Gloria eterna!