Los Origenes del Partido Socialista de Chile

Primer Pleno del Partido Socialista de Chile
Septiembre de 1976

 

PARTIDO SOCIALISTA DE CHILE 

SECRETARIA EJECUTIVA

 

 

A MODO DE INTRODUCCIÓN

El Socialismo chileno, el Partido que fundaran Salvador Allende y Eugenio Matte, ha mostrado a lo ancho de su historia fortaleza y voluntad revolucionaria, desarrollo ideológico, confianza en sus objetivos históricos y en la teoría científica que abrazara: el marxismo-leninismo. No ha sido un Partido estacionario, por el contrario su constante o signo determinante ha sido su permanente desarrollo en el amplio sentido de la palabra,
Han transcurrido 44 años del día que nació. Cuarenta y cuatro años de lucha, de acción, de victorias y de reveses.Nuestro Partido no ha tomado "receso", no ha tenido "vacaciones", ni se ha sometido a repliegue estratégico; su historia es la historia de la clase obrera, de vastos sectores populares, del pueblo chileno. Es una historia de dignidad en que la sangre de los fieles combatientes socialistas ha regado las calles de Chile y de patrias hermanas, es la historia de un Partido que ganó la confianza popular en la lucha y en el enfrentamiento social.
La victoria temporal del fascismo en Chile no lo amilanó, sino que robusteció su decisión revolucionaria y su compromiso de luchar hasta hacer victoriosa la revolución socialista. Es esa decisión y compromiso el que ha permitido que hoy -en la época más trágica de nuestra historia nacional- el Partido viva luche por Chile, viva entre los obreros y campesinos, viva entre la juventud y las mujeres, viva en la intelectualidad progresista,
Un símbolo de que vive, es el Pleno nacional, convocado por la Dirección interior, realizado en Chile sólo hace algunos meses, Pleno que desafió a la tiranía fascista y que mostró la pujanza y continuidad histórica y orgánica del Partido. Este evento que transcurrió en condiciones de rigurosa clandestinidad fue la resultante de un rico proceso de avances y logros de la organización, tanto en el terreno de su trabajo de masas, organizativo, propagandístico como ideológico. Fue un certamen de gran valor histórico que diseñó una línea, que profundizando los acuerdos del Pleno de La Habana, traza una perspectiva clarificadora para todo el Partido; igualmente valedera para los combatientes que están en el coliseo de la lucha interior, como para los que transitoriamente en el exilio apoyan y respaldan esa lucha.
El documento al igual que el que presentara el camarada Secretario General, Carlos Altamirano, en Septiembre pasado y que el Secretariado Exterior aprobara unánimemente, revela la coherencia de las concepciones estratégicas y tácticas fundamentales que, en un rico proceso, ha venido elaborando el Partido socialista de Chile. Existe una correspondencia coincidente entre ambos documentos, lo que equivale a decir -con regocijo- que el Partido ha dado un salto cualitativo de enorme trascendencia, que lo ubica en inmejorable posición para desplegar con energía y fuerza creadora su compromiso con Chile, la Revolución y su Pueblo.
El Partido perseguido desde las tempranas horas del golpe fascista ha visto dolorosamente perder a miles de sus mejores hijos; ha visto desaparecer a una de los más grandes luchadores de este siglo: el Presidente mártir de Chile, Salvador Allende; ha presenciado la altivez y la consecuencia con que cayeron luchando Arnoldo Camú, Eduardo Paredes, Víctor Zerega, Luís Norambuena, Arsenio Poupin, todos miembros de su Comité Central y ha constatado el asesinato de docenas de los más esclarecidos dirigentes regionales y comunales a lo largo de nuestra geografía; ha sufrido la irreparable pérdida, a manos da la DINA, de Luís Eduardo Charme miembro del Comité Central, asesinado en Septiembre pasado.
La hoja de vida del socialismo tiene a su haber el heroico y ejemplar comportamiento de Exequiel Ponce, Ricardo Lagos y Carlos Lorca, máximos dirigentes en Chile de nuestro Partido, desaparecidos hace aproximadamente dos años en las mazmorras del fascismo; del secuestro de Ariel Mancilla, miembro del Comité Central de la JS y de Michelle Peña y Carolina Wiff, dignas y valerosas chilenas; de la prisión injusta e ilegítima de dos de sus más importantes dirigentes Erich Schnake y Carlos Lazo, así como del largo encarcelamiento de sólidos y altivos militantes que han resistido los embates del terror militar.
La dictadura, pese a todo, no ha podido ni podrá destruir a nuestro Partido, hoy él está más fuerte que ayer, hoy está más erguido, unido y dispuesto a la lucha, hoy lo protegen miles y miles de antifascistas, Por ello, con orgullo y sin soberbia, podemos afirmar que el Partido es invencible y que requiere del mejor aparte de todos nosotros para hacerlo cada vez más indestructible.
El documento surgido del Pleno del Interior, como decíamos, es un testimonio más de esa invencibilidad, de la fortaleza con que se ha ido construyendo -piedra piedra- a lo largo de su historia, pero que adquiere un relieve superior, por la presencia del fascismo, a partir del 11 de Septiembre de 1973. El documento es la voz de las viejas y nuevas generaciones de socialistas que hermanados a lo largo del territorio combaten implacablemente a la dictadura hasta, su derrota; es la voz de cada uno de los que en estos tres años han construido nuestro edificio partidario, es la voz del obrero que no se somete al silencio y se organiza y lucha, del campesino que se rebela contra el latifundio, del intelectual que defiende el patrimonio cultural popular forjado en decenas de años, es la voz, en una palabra, de lo mejor de Chile.
El texto que ponemos en vuestras manos es un instrumento de trabajo político y de difusión, es una línea política que tiene raíces en la experiencia vivida de lucha antifascista, es la orientación lúcida y esperanzadora que nuestra "Dirección Interior" le da al Partido, al movimiento popular y al pueblo chileno.
Confiamos en que cada uno de nuestros militantes, simpatizantes, amigos y aliados se compenetren de ella. Ello contribuirá a que el socialismo chileno sea- cada vez- más fuerte, cohesionado y combatiente, sea un eslabón decisivo en la Unidad Popular, en la unidad de la clase obrera, como garantía del rol de vanguardia que ésta está llamada a jugar en la construcción del antifascismo y del frente que genere.
El documento es un vigoroso llamado a la lucha de todo nuestro pueblo para terminar con el fascismo, para hacer viable la revolución y para aproximarnos al socialismo.

 

RESOLUCIONES DEL PLENO SEPTIEMBRE 1976

 

SITUACION INTERNACIONAL

Ante el avance revolucionario mundial, el imperialismo se repliega sobre América Latina, fortaleciendo las dictaduras neofascistas y apoyando a la D.M.F. chilena. El movimiento popular latinoamericano está hoy en retirada y a pesar de la represión, se reorganiza y prepara sus esfuerzos para la fase de flujo.
1.- Estamos en presencia de un avance del movimiento Revolucionario a nivel mundial. El fortalecimiento continúo de los estados socialistas, sus notables avances en el campo económico, en el bienestar de las masas populares y su desarrollo en el campo militar confirman esta aseveración.
Por otro lado, el avance cualitativo de las fuerzas democráticas y revolucionarias de Europa fortalece esta tendencia.
La caída de las dictaduras militares en Grecia y Portugal, el avance extraordinario de las fuerzas democráticas en España, el apoyo de las masas de Italia y Francia a las alternativas del socialismo son ejemplos significativos al respecto.
Pero, principalmente el impulso más vigoroso de este avance ha venido de los movimientos de liberación nacional, anticolonialistas y revolucionarios del tercer mundo, en especial de Asia y África, Este a pesar de los violentos contraataques del imperialismo, ha logrado cambiar a su favor la correlación de fuerzas, disminuyendo la duración de los períodos de reflujo y extendiendo dinámicamente aquellos avances y ofensivas victoriosas. Las recientes y brillantes victorias de los pueblos de Vietnam, Laos y Camboya en Asia; el fin ya cercano del colonialismo en África, coronado por el triunfo de Angola, Mozambique, Guinea Bissau y Cabo Verde, como -asimismo el debilitamiento de los racistas en Rodesia y Sudáfrica son indicadores de este avance.
2.- Esta ofensiva revolucionaria se encuentra a un enemigo, que siendo extraordinariamente poderoso, atraviesa por un periodo de debilidad. Cada avance del movimiento revolucionario mundial significa un golpe al imperialismo.
La crisis económica, política e ideológico-moral que ha socavado a las potencias imperialistas, el requebramiento de la OTAN, el retroceso frente a los países socialistas en armamento convencional y la paridad nuclear son síntomas significativos de su debilitamiento
La "distensión" es también en este marco una victoria de las fuerzas del Socialismo a nivel mundial ya que limita la acción intrínsecamente agresiva y belicista del imperialismo, que no ceja en sus intentos por destruir el sistema Socialista y dificulta el chantaje nuclear a la lucha de liberación de los pueblos, facilitando con ello su resolución victoriosa.
3.-El avance de las fuerzas democráticas y socialistas a nivel mundial contraste con la posición del Gobierno Chino, Este ha enarbolado las banderas del oportunismo en política internacional, renegando en los hechos del Internacionalismo Proletario. La traición a la lucha del pueblo angoleño, sus ataques a las fuerzas revolucionarias en Portugal, su alienación a la OTAN contra los países socialistas, sus coqueteos con los sectores más reaccionarios del imperialismo y, en particular, su inconcebible apoyo económico a la D.M.F. chilena no pueden sino merecer la condena da los movimientos revolucionarios.
El P.S.Ch llama a la dirección del. P.C.Ch. a rectificar esta política que lo está transformando en los hechos en útil aliado del más agresivo imperialismo. El retorno del P.C.Ch. a la práctica del internacionalismo proletario, sería un gran aliciente a la causa de la revolución mundial. Nuestro Partido llama al gobierno chino a romper relaciones con la D.M.F. lo que seria, indiscutiblemente, una clara demostración al mundo de su intento por transformarse nuevamente en sólido apoyo a la lucha de los pueblos oprimidos.
4.-Ante el avance revolucionario mundial, el imperialismo se ha consolidado sobre América Latina. A nivel continental nos encontramos transitando une fase de reflujos, golpeados por la acción imperialista. EE.UU. está utilizando efectivamente a las FF.AA nacionales como de ocupación fascistizando a sus mandos con la implementación de la ideología de la seguridad nacional y estructurando en esta forma una estrategia global de contención al avance y movimiento de las fuerzas revolucionarias y de ofensivas que las liquida de menor a mayor. La contra revolución iniciada en 1964 en Brasil, tiene una inmediata relación dialéctica con la invasión de Santo Domingo, Bolivia y Guatemala; al derrocamiento de Torres en Bolivia, al autogolpe militar en Uruguay y el derrocamiento violento de nuestro gobierno de Unidad Popular. Los recientes golpes militares en Argentina y nuevamente en Uruguay ratifican lo dicho. Del mismo modo, toda esta política también se orienta a desestabilizar a Cuba, único Estado Socialista en esta región del mundo y permanente apoyo a las fuerzas revolucionarias del continente.
5.- La política de EE.UU. hacia América Latina (principalmente del Pentágono y de las grandes empresas transnacionales) es la de fortalecer dictaduras militares que, cohesionadas por la ideología de Seguridad Nacional, se convierten en el principal medio de exterminio físico del movimiento popular y en el centro en torno al cual se organiza un régimen político dictatorial de ideología neofascista orgánicamente vinculado a los intereses económicos, políticos y militares del imperialismo en ésta, su zona de seguridad estratégica.
Este tipo de regímenes neofascistas militares se han extendido por América Latina. Sin embargo, las bases de su fortaleza temporal los conducirá a lo derrota; al descansar sólo en las bayonetas se han separado de la población, produciendo las condiciones de su aislamiento; al cerrar toda institución política y aplastar toda institución consiguen trasladar las pugnas políticas al interior de los cuarteles minando las bases de su poder; al vincularse a los sectores más rapaces de los monopolios nacionales y extranjeros empujan a todas la otras fracciones burguesas y pequeño burguesas a la oposición; su repudio a la ideología liberal, les priva del apoyo de la intelectualidad, creando las condiciones de su cerco cultural; al contraste entre la opulencia y el despilfarro de una minoría y las masas que padecen de hambre, la represión sistemática a todo lo que refleje organización de masas, ha redoblado la decisión de éstas de combatir por un mañana mejor.
6.- A pesar de las dificultades internas del movimiento y de los golpes brutales de la represión, en diversos lugares y bajo distintas formas, se están gestando las fuerzas de masas que un día no lejano, barrerán las dictaduras militares de nuestro continente.
Del mismo modo, se está formando la fuerza política que impulsará este movimiento con las banderas de la democracia y el antiimperialismo como única forma de avanzar hacia el Socialismo.
El P.S. chileno impulsa la coordinación continental entre las fuerzas, entre todos los partidos y movimientos que, cualquiera sean sus convicciones doctrinarias y filosóficas, concuerden en la necesidad de derrocar a las tiranías de América Latina abriendo paso a una nueva etapa democrática y antiimperialista.
El P.S. de Chile piensa qua hoy pueden darse dos importantes pasos complementarios en esa dirección. En primer lugar; fortalecer y crear lazos de amistad y ayuda mutua con los partidos y movimientos obreros, revolucionarios, democráticos y cristianos del continente. En segundo lugar, ha de ser la confrontación de opiniones, el intercambio de experiencias y el conocimiento colectivo de las condiciones en que se da la lucha en cada país, la que abrirá nuevos horizontes a cada organización nacional contribuyendo efectivamente a cohesionar la práctica política continental.
Asimismo impulsamos el reagrupamiento de la clase obrera en América Latina. Se debe luchar por la unidad de los sindicatos, federaciones y confederaciones de la clase de todos los países del continente, en base a un programa común de defensa de los derechos de la clase obrera, de luchar por la democracia y la autodeterminación de los pueblos y de solidaridad de clase continental.
Sobre esta base, robustecer los vínculos con el proletariado norteamericano, europeo y, en general, de todo el mundo.
7.- Esta situación continental de ofensiva imperialista se manifiesta con nitidez en Chile, donde los sectores más rapaces del imperialismo (CIA, Pentágono y Corporaciones multinacionales) han apoyado sin reservas e la D.M.F.
Los Consorcios americanos, los sectores más rapaces del imperialismo y sus representantes, han apoyado a la dictadura otorgando préstamos privados e invirtiendo capitales en las riquezas estratégicas como el cobre, uranio, molibdeno y petróleo, constituyendo la forma de penetración imperialista hoy día, junto a sus compromisos de espaldas al pueblo entre el Estado y los consorcios existentes.
Pero, a pesar de todo, el repudio mundial al régimen, su aislamiento interno y la evidente simpatía que encuentra la lucha antifascista entre sectores norteamericanos han limitado el apoyo que el gobierno de EE.UU. puede prestar a la Junta, y más que eso ha determinado que un sector nada despreciable del imperialismo apoye decididamente a la alternativa Frei. La posible victoria de Carter en las próximas elecciones presidenciales reforzaría el rechazo internacional a la dictadura, le crearía indiscutibles problemas y, alentaría un retorno a la democracia en nuestro país.

 

 

EL CARACTER DE NUESTRA REVOLUCIÓN

1. - Nuestra lucha revolucionaria es parte integrante de la Revolución Socialista mundial, iniciada en 1917 por la Revolución de Octubre. Este acontecimiento ha inaugurado una nueva era en la historia de la humanidad, la época del tránsito del capitalismo al Socialismo. A partir de esto hecho memorable, todos los movimientos sociales han adquirido un nuevo carácter, en algún momento de su desarrollo deben definirse; estancarse en el marco del reformismo burgués o pequeño burgués o avanzar al Socialismo.
Ha sido la Revolución Cubana la que ha iniciado esta era en América Latina, señalando a los pueblos del continente la posibilidad real de superar la angustiante crisis del capitalismo en cada país por la senda socialista.
Esta madurez del continente para dar a luz la nueva sociedad señala que la futura revolución chilena, sólo puede tener una meta: el Socialismo. Esta deja de ser un objetivo lejano para convertirse en une tarea del presente, un objetivo posible de alcanzar en el actual período.
2, - Nuestro objetivo es la Revolución Socialista. Para su realización, ésta requiere, aparte de condiciones estructurales (ya maduras en Chile) de condiciones subjetivas: unidad de la clase obrera y el pueblo en torno a un programa Socialista y capacidad política, orgánica de las vanguardias proletarias para conducir a la victoria a las masas. Estas condiciones subjetivas de la Revolución Socialista sólo pueden generarse al calor de la Lucha de Clases, en el combate por los objetivos del momento. El único objetivo que permite hoy movilizar a las amplias masas populares es el derrocamiento de la D.M.F., principal punto de un programa democrático, ES ESTE CARÁCTER DEMOCRATICO ANTIFASCISTA DE LA LUCHA EN ESTA ETAPA, EL QUE DETERMINA QUE QUIEN QUIERA CONQUISTAR EL SOCIALISMO DEBE HOY PONERSE A LA CABEZA DEL MOVIMIENTO DEMOCRATICO.
Será tarea de la vanguardia revolucionaria el encabezar lo lucha antifascista y al mismo tiempo educar a las masas en el socialismo; explicar ante cada hecho político, ante cada atropello, ante cada problema, que la única solución de fondo será el Socialismo: la combinación de la agitación democrática con la Socialista aseguran que la clase obrera ocupe un papel protagónico en la Revolución Democrática y gane fuerzas que le permiten avanzar, junto a todos los explotados de la ciudad y del campo por la senda Socialista en un proceso ininterrumpido, Cualquiera otra táctica, aunque se cubra de ropajes "izquierdistas", es dañina y reformista, pues aíslan al proletariado entregando la conducción del movimiento a la burguesía antijuntissta.
Sólo se puede avanzar hoy al socialismo impulsando la revolución democrática.
3.- El principal obstáculo que deben destruir las fuerzas populares en su lucha por el socialismo es la D.M.F. Esta es un enemigo bien definido. Poco numeroso, pero muy fuerte, un régimen represivo, policial, donde la DINA se ha convertido en el organismo omnipotente de la sociedad, infiltrando y controlando ceda rincón de la vida social.
Un régimen que asumió como mandato conjunto FF.AA. y Carabineros, pero que hoy se ha jerarquizado con el predominio del ejército sobre las otras armas y con el mando absoluto de Pinochet sobre ellas, Un gobierno que refleja una estrecha alianza entre el sector pinochetista de las FF.AA. con los sectores monopólicos financieros dominantes en la economía nacional. Un régimen que no hace concesiones (por lo general) y que buscando infructuosamente crear organismos políticos de resolución de las pugnas ínter burguesas (Consejo de Estado) y de apoyo ciudadano organizado (MUN). Un régimen de ideologías y prácticas neofascistas y que mantiene autonomía (y contradicción) con el movimiento fascista criollo.
En resumen, nos enfrentamos a un régimen de excepción, una D.M.F. y que dirigida por le triada PINOCHET-DINA- MONOPOLIOS, han aplicado un programa que la ha aislado de la mayoría de la población. La mayoría de los chilenos está interesada en terminar con la junta; el derrocamiento de éste pasa a ser la tarea principal, aunque no la única, del movimiento democrático,
4.- Las principales tareas que deberá cumplir la revolución democrática son a. Derrocar a la DMF abriendo paso o un sistema político que posibilite una amplia participación de las masas populares en la vida pública nacional. Se deberá gestar un mecanismo democrático que permita la libre expresión de todos los partidos políticos (excepto los fascistas), organizaciones sindicales, estudiantiles y gremiales,
b. Reestructurar las FF:AA, Carabineros e Investigaciones, desterrando de su seno a la camarilla fascista que los ha convertido en los torturadores y carceleros del pueblo, transformándolos en las FF. AA. y policiales del nuevo régimen democrático, que defiende y afianza sus conquistes estrechamente vinculadas a la lucha popular,
Reestructuración del Poder Judicial, desterrando de su seno a los elementos oligárquicos y fascistas que han avalado los crímenes de la Junta; profunda reforma del sistema judicial que lo transforme en una herramienta al servicio del pueblo democrático.
c. Expropiación de los monopolios industriales, financieros, comerciales y agrarios. Control obrero de lo producción; en las restantes fábricas y fundos. Control popular de la distribución a través de organismos de pobladores. Planificación de la producción nacional reorientándola a la elevación del nivel de vida del pueblo.
d. Amplia Democracia Cultural. Erradicar el analfabetismo; ligar la educación con las necesidades productivas del país, Plena libertad ideológica, filosófica y religiosa en las aulas y programas de enseñanza. Participación de toda la población en la administración, planificación y contenidos de le educación.
e. Política exterior soberana que ligue a Chile, en primer lugar, con los países del Tercer Mundo que buscan horizontes de progreso social, económico y democrático y con todos los países progresistas y Socialistas del mundo. Defensa del principio de autodeterminación de las naciones. Reestudio de todos los convenios suscritos por le DMF con empresas extranjeras y expropiación de los mismas.
Este programa de DEMOCRACIA DEL PUEBLO será nuestra bandera de lucha para la fase democrática de la revolución. Para su realización, el Partido buscará alianza con todos los sectores sociales, políticos dispuestos a impulsarlo, total o parcialmente, pero siempre sobre la base de la unidad, organización y combatividad de la clase obrera,
f. Precisando conceptos respecto a la relación entre democracia y socialismo, el partido piensa que la futura revolución se impondrá de dos fases ininterrumpidas de desarrollo, dialécticamente entrelazadas; una, la fase democrática será posible con la realización de nuestro programa de DEMOCRACIA DEL PUEBLO basado en la más amplia alianza táctica. Está claro que las tareas cumplidas en esta etapa pronuncia la siguiente fase Socialista donde se socializarán los medios de producción fundamentales y el proletariado asegurará definitivamente la hegemonía dentro de la alianza, En resumen, ambas fases conforman un proceso ininterrumpido donde el proletariado tiene un papel protagónico agrupando a su alrededor, en le fase democrática, a todas, las clases y capas sociales golpeadas por la DMF y, en la fase Socialista aquellas clases y capas que acepten el curso socialista del proceso, principalmente lo clase obrera y rural y parte importante de los pequeños productores y comerciantes, funcionarios e intelectuales. Entre revolución democrática y Socialista no existen barreras definidas; no puede saberse (aproximadamente) a priori dónde termina la primera y comienza le segunda. El único factor que lo decidirá será la fuerza del proletariado: su Unidad organización y conciencia, su capacidad a atraer para el programa solista a la mayoría del pueblo de modo que este vea en el Socialismo la única posibilidad de resolver sus problemas más angustiantes.

 

 

SOBRE LA LLAMADA "TERCERA ALTERNATIVA"

1. Un eventual triunfo de Carter en las elecciones de Noviembre en USA, sin duda fortalecería la "Tercera Alternativa"-liderizada por Frei. Los sectores más dinámicos del imperialismo, ante un debilitamiento extremo de la dictadura, para el mantenimiento del capitalismo en Chile, proporcionaría la alianza de parte de la burguesía (industrial) con la mayoría aplastante de los grupos medios y parte del proletariado. Políticamente, sería une suerte de Frente Socialdemócrata que uniera a los partidos y movimientos llamados de 'clase media" bajo un programa burgués de reforma social, dirigido desde los centros imperialistas de EE.UU. y Europa.
El camino a seguir sería una alianza con la mayoría de las FF.AA pero que desplacen de su seno a la fracción pinochetista. Al movimiento popular (principalmente el sector de inspiración marxista, leninista) se le excluiría o se trataría de anexionarlo como vagón de cola
El PSCH, fiel a su tradición clasista revolucionaria, ha denunciado y denunciará de cara a las masas el carácter pro imperialista y "remozador" del capitalismo agónico de esta alternativa. Un maduro documento del hermano PC (,"Frei de espalda al pueblo'") es también una demostración que los partidos obreros no se dejan engañar por la alternativo reformista. Vemos con preocupación, sin embargo, que valoren excesivamente la consecuencia democrática de quienes han sido los instigadores del entierro del anterior orden jurídico-político. Sólo un movimiento popular sólido garantiza la unidad de todos los sectores antijuntistas y una real democracia futura.
2. Sin embargo, una cosa es clarificar el contenido de clase y proyecciones de la futura alternativa y otra distinta es valorar su significación en la lucha de masas actual. Sólo considerando ambos factores se puede diseñar la táctica justa,
En este segundo sentido, es indiscutible la influencia que la práctica de esta alternativa tendrá sobre el desarrollo de la lucha de clases. Al generar hechos políticos que reflejen una forma de oposición a la DMF imprimirá una nueva dinámica a las movilizaciones parciales, creerá condiciones para la unidad de plataformas mínimas de lucha en la base, condiciones que el movimiento popular debe aprovechar.
Precisamente por esto, nuestro Partido, a la vez que reafirma su independencia política y orgánica, reservándose el derecho de criticar ante las masas la inconsecuencia de sus aliados, propicia un entendimiento con estos sectores no proletarios antijuntistas, con la única mira de derrocar a la DMF, creando nuevas condiciones para el desarrollo del movimiento popular.
Quedará así salvado el principal escollo para la realización de nuestro programa de DEMOCRACIA DEL PUEBLO; la lucha por este programa continuará en condiciones inmejorablemente superiores a las actuales; pero por el contrario, en ningún caso se aseguraría su concreción plena.
3. Bases mínimas para este compromiso son:
a) Desplazamiento de los sectores fascistas del poder del Estado y de las FF AA . Juicio público de estos criminales,
b) Disolución de lo DINA y juicio de todos los instigadores y ejecutores de asesinatos, torturas y en general violaciones de derechos humanos.
c. Fin del estado de sitio, .Derecho de huelga, organización y reunión, Garantías para la existencia y libre funcionamiento de agrupaciones políticas, sindicales y de la masa en general.
d. Libertad de todos los detenidos políticos y sindicales; derogación de los decretos de expulsión, anulación de nacionalidad y libertad de los exiliados para volver el país.
Finalmente el PSCH, piensa que si bien es cierto hoy existen dificultades e intereses opuestos a la unidad de todas las fuerzas anti juntistas, será al calor de la lucha de masas donde se impondrán los criterios unitarios. En este caso, estamos conscientes de que, coincidiendo en estos puntos mínimos, nos separan irreconciliables diferencias con las fuerzas antijuntistas burguesas. Nosotros esperamos transformar lo revolución democrática en Socialista; ellos quieren derrocar la Junta para afianzar la dominación capitalista.
Dependerá de la Unidad, conciencia y empuje revolucionario de las fuerzas populares, el que éstas sean capaces de liderizar la lucha contra la DMF ganando fuerzas pera la fase Socialista, o que se conviertan en aliados sin peso político propio dentro de la alianza.

 

 

ALIANZAS Y FRENTE POLITICO.

En la perspectiva de concretar un programa de democracia del pueblo, se debe ir a la unidad de los más amplios sectores sociales y sus representantes políticos en un frente antifascista que incluye a la UP, la DC y el MIR.
1. La Democracia Cristiana en reiteradas ocasiones ha planteado una alternativa opuesta al modelo de lo dictadura, que no incluye al movimiento popular en su conjunto tras ésta, Con la unidad de los sectores que van desde la derecha liberal a la Social Democracia se plantea la instauración de un régimen Democrático Burgués que rescate a Chile de la grave crisis actual. Hemos dicho que no es más que la repetición de viejos esquemas colaboracionistas que denunciamos ante el pueblo, puesto que llevan dentro da sí el estigma de los intereses imperialistas ante un fracaso aun más profundo de la dictadura y un avance del movimiento popular. De triunfar una alternativa semejante sólo abriría un nuevo ciclo, donde 1a presencia de las FF.AA. como Gendarmes de tal democracia, mantendría latente el fantasma de la dictadura sobre Chile.
2.-Entendemos, sin embargo, que no toda la DC piensa así, no en vano han transcurrido 3 años de dictadura oprobiosa sobre los chilenos y los últimos acontecimientos sobre violaciones a los derechos civiles contra connotadas personalidades de le DC y la Socialdemocracia Chilena confirman las profundas contradicciones que la político represiva de le dictadura desata. Es bueno recordar que, siendo la DC un partido pluriclasista, en el seno de su dirección se produce tal situación. De esto deducimos que la actual política de la directiva DC no interpreta los intereses de todos los sectores que se mueven en el interior de ese partido donde actualmente son los sectores más proclives al imperialismo los que liderizan, de una forme u otra, manteniendo aislados a los sectores más progresistas. Para que éstos últimos dirijan a la DC por una senda de consecuencia democrática verdadera pensamos que no basta sólo el desarrollo de los acontecimientos políticos, sino que debe ser también el movimiento popular que, entendiendo a la DC por el sector Social que representa como parte del FAF. sea quien rompa el sectarismo pasado y posibilite una práctica cotidiana en la base contra el Fascismo
3.-En la perspectiva de concretar estas alianzas impulsaremos le reactivación del organismo máximo de los trabajadores con la representatividad de todas las tendencias al interior de la clase obrera y la unificación de las confederaciones campesinas a través de plataformas mínimas que salvaguarden en el movimiento sindical los intereses de la clase obrera y el campesinado.
4.-La alianza con la DC se debe dar entonces en el marco de un trabajo en la base a través de plataformas mínimas y con su dirección en la perspectiva de concretar un programa mínimo de democracia del pueblo, De igual modo creemos que la postura consecuente de le Iglesia Católica en pro de los derechos del hombre y entendiendo el papel que regularmente han jugado en la formación de la idiosincrasia del pueblo, posibilitarán su vinculación a nuestro proyecto histórico.
Tal vinculación debe pasar por un trabajo conjunto en los niveles de masas donde ésta se encuentre,
5.-La reactivación de la UP como paso previo a la formación del FAF se hace esencial desde el momento que representa la unidad del movimiento popular tras una alternativa única, del mismo modo la unidad del PS-PC dentro de la UP constituye la herramienta principal en las perspectivas unitarias de 1a clase obrera y la conducción proletaria del FAF.
6.-Es en la perspectiva de esta unidad y conducción que ciframos lo conducción revolucionaria del Frente.
Entendemos que, en el proyecto de unir a las más amplias capas de la sociedad en la lucho contra la dictadura y por la instauración de un régimen democrático del pueblo, sólo la fortaleza de los partidos populares, su grado de penetración en las masas y la unidad de la clase obrera y del pueblo, posibilitará que este régimen transitorio de democracia del pueblo, pavimente el camino hacia un Estado Socialista.
Creemos que en este camino irán quedando todos aquellos sectores que hayan sido dejados atrás por el desarrollo de la lucha de clases, que tratarán por todos los medios de desviar el proceso hacia la implantación de una democracia burguesa modernizada.
Deducimos de éste la necesidad de hacer claridad ante las masas de nuestra estrategia parcial y general junto con luchar denodadamente centra las corrientes que atenten contra los intereses de la clase obrera en el presente proceso.

 

 

VIAS Y FORMAS DE LUCHA

1.- El papel que han jugado las FF,AA., en nuestro país, como defensora de los privilegios de la burguesía y del imperialismo; la correlación de fuerzas favorables a los regimenes militares fascistas de Latino América y la influencia de la CIA y el imperialismo en el manejo de la política Latino americana justifican le previsión de que la vía más probable de desarrollo de nuestra revolución es la armada,
2.- El desenlace armado, que en su momento de desarrollo más agudo tomará al carácter de un enfrentamiento generalizado, será la culminación de las luchas de todo el pueblo.
En presencia de una crisis de tal magnitud y, previo un trabajo en su interior, las FF.AA, se quebrarán iniciándose en su interior un enfrentamiento entre las fracciones del ejército que apoyen le causa de la mayoría del pueblo y los que defienden el régimen fascista
La historia del movimiento popular chileno carece de episodios donde demuestre capacidad para formar o demostrar la presencia de una fuerza militar propia, Eso nos hace pensar que hasta el momento del desenlace no habrá formación de una fuerza militar (Ejército Popular), pero sí habrá acciones de masas, algunas armadas, que aceleren la crisis. Será en presencia de esta crisis que el pueblo apoyará a través de acciones armadas simples (sabotaje, control de los centros estratégicos, etc.) a la fracción del ejército que se abanderice con sus posiciones, De esto deducimos también le necesidad de la creación de un programa del frente político hacia las FF„AA, y un trabajo hacia los conscriptos por parte de las fuerzas populares.
3.- Ante el derrocamiento de le dictadura y un triunfo del movimiento popular, nuevas tácticas puede desarrollar la clase dominante (autogolpes, restitución de la democracia burguesa) para mantener su poder, Por ello, y para asegurar lo perspectiva socialista de la revolución, será fundamental, junto a la caída de la dictadura, la formación de fuerzas militares propias de las posiciones socialistas.
4,- El núcleo en torno al cual se estructurará será de los más antiguas fracciones del ejército, más núcleos del pueblo armado.
El debilitamiento del fascismo, la creación de un amplio movimiento de masas contra éste y la entrega de combatividad y madurez necesaria al pueblo debe realizarse a través de los métodos de lucha legales: prioritarios hoy día. Y los ilegales y armados en las fases superiores de la lucha.
5.- La relación de fuerzas entre nosotros y nuestros enemigos indica que el movimiento popular se encuentra en una etapa de reflujo. En este marco prioritariamente son los métodos de lucha legales los que permiten unir bajo nuestras banderas a la mayoría de la clase obrera y el pueblo, estructurar al movimiento sindical obrero y campesino, e impulsar la formación de los comités de unidad antifascistas en la base (entendiendo éstos como organismos políticos de masas que reflejen la unidad del frente en la base). Tal labor debe realizarse a través de la actividad de los organismos tradicionales de la clase y el pueblo, que aunque limitados en su utilización reivindicativa y política por una correlación de fuerzas desfavorables, nos permite lograr las metas antes expuestas y en una etapa de flujo futuro iniciar acciones coordinados que puedan romper la institucionalidad que la dictadura quiera imponer. Debemos impedir la realización de acciones aisladas que facilitan le represión y no logran ningún propósito.
6.- Los métodos de lucha ilegales, secundarios en la actual coyuntura, implementados contra la DMF, a través principalmente de la propaganda clandestina y el sabotaje contra la propiedad del estado; la resistencia de masas que impidan por ejemplo: el abuso en el cobro de los bienes de servicios, la denuncia del soplonaje y medidos de presión sobre éstos.
La propaganda clandestina, desde el rayado mural hasta el envío de cartas, constituye para nosotros la mejor herramienta con que cuentan los militantes para demostrar lo presencia de la resistencia, elevar la psicología de las masas antifascistas y acostumbrarse a acciones cada vez más avanzadas.

 

 

COYUNTURAS

A pesar del fortalecimiento y consolidación de la dictadura, la coyuntura está marcada por una continua crisis de las capas dominantes ante los problemas que afronta el capitalismo en nuestro país.
1.- Existe un fortalecimiento transitorio de la dictadura que se da en el marco de una unidad transitoria de sus FF.AA por la falta de una alternativa que se oponga con fuerza a la de la dictadura y también por un apoyo de los sectores más rapaces del imperialismo.
2,- A pesar de este fortalecimiento transitorio la DMF vive una constante crisis de las capas dominantes al no poder resolver la grave situación del capitalismo en nuestro país. Las últimas medidas económicos hechas en el marco de una aguda recesión, mantención de la inflación y aumento de la cesantía, han sido impulsadas por la DMF como una forma de detener el avance de la crisis, pero, por sobre todo, de captar los sectores de la pequeña y mediana burguesía que van separándose cado día que pasa, más de su política y detener el descontento creciente de las capas más desposeídas de la población.
3.- En el transcurso de los últimos meses, después de tomadas las medidas, ha quedado en claro el carácter político y demagógico de éstas. Han demostrado lo contradictorio que resultan en la perspectiva de captar los sectores de la pequeña y mediana burguesía puesto que la medida más importante (le devaluación del dólar) ha significado entre otras cosas la ruina de los pequeños y medianos exportadores y no ha beneficiado claramente a los de la burguesía industrial que utilizan un alto porcentaje de insumos importados.
No existe una política claro de incentivo a la inversión que pasa por la importación de maquinarias, a la vez que ha expuesto esta débil industria a elaborar en competencia con el imperialismo. Por otro lado ha sido ineficaz en detener el descontento de las capas más desposeídas, puesto que no significó un aumento real del poder adquisitivo y finalmente demostraron lo incapacidad del régimen para solucionar la crisis económica puesto que dejaron implícito un fracaso del llamado plan Cauas.
4.- Sin embargo, la DMF ha demostrado capacidad para frenar y retrasar la crisis política, corolario de la crisis económica, utilizando diestramente para ello el aparato represivo que controlan ayudado por el debilitamiento de le presencia de la DC en la coyuntura. Este debilitamiento se refleja en el profundo aislamiento y la tardanza con que le DC responde a la crisis mencionada, donde vuelve a plantear su alternativa.
Reafirma este debilitamiento su postura en el caso de los dos abogados expulsados; donde desde una crítica al modelo de la DMF ha pasado a una lucho encerrada en los tribunales con escasísimas posibilidades de triunfo.
5- El movimiento popular, por otro lado, ha estado continuamente ausente de la coyuntura, pero sin embargo, ha existido un avance cualitativamente superior en el movimiento sindical y en el trabajo de masas de los partidos populares a pesar del recrudecimiento de la represión en los últimos meses.
De igual modo ha sido notorio el estrecho compromiso demostrado por la Iglesia Católica a través de su defensa en pro de los derechos humanos y democráticos de todo el pueblo, en defensa de los más desposeídos y de los perseguidos políticos.
6.- El retraso de la crisis por parte de la DMF a través de las medidas demagógicas implementadas en junio de este año, hacen prever una futura crisis a mediano plazo, en la cual las elecciones de noviembre en los EE.UU. influirían directamente en el desenlace.
En esta perspectiva nuestro Partido debe volcar todos sus esfuerzos a acrecentar su vinculación con lo masa, a consolidar el desarrollo orgánico alcanzado y a crear los condiciones de unir a los más amplios sectores que tienen contradicciones con la dictadura fascista.

 

 

FRENTE DE MASAS

Aprendiendo de la experiencia de tres años, el Partido como un solo hombre debe volcarse a le lucha de masas. Sólo el desarrollo a niveles superiores de la misma generará la fuerzo que derrocará a la DMF,
1.- Relación Partido-masa. Las masas oprimidas buscan incansablemente las formas de enfrentar y derrocar a sus enemigos de clase bajo el capitalismo. y, particularmente, bajo la tiranía fascista impuesto por los monopolios y la metrópoli imperialista.
Nuestra propia experiencia y la del movimiento obrero internacional, así como la lucha de los movimientos de liberación nacional nos demuestran que las fuerzas que luchan contra las clases parasitarias, por la Democracia, por la independencia y el socialismo deben ser conducidas por un destacamento compuesto por los mejores hijos del pueblo, que dotados de la preciosa experiencia del socialismo científico estudian consecuentemente los condiciones de vida de las masas, conducen acertadamente las pequeñas y grandes luchas sin perder jamás le perspectiva estratégica: la destrucción de la sociedad de clases y la construcción socialista.
Le experiencia de estos tres años bajo la bota sangrienta nos plantea muchas necesidades. Sin duda lo más importante es la búsqueda de nuevas formas de lucha las que están revolucionando constantemente.
Todas las clases aprenden de cada período de lucha, también los enemigos. Debemos incentivar la iniciativa de las masas, pues ellas son nuestros verdaderos maestros.
La misión del Partido debe ser la de sintetizarlas, ampliarlas e incorporarlos a una perspectiva política, comprobando diariamente su resultado, corrigiendo las desviaciones producto del espontaneísmo. En resumen, aprender de las masas para conducir las masas.
2.- La lucha de masas que impulsamos tiene como base la movilización y reagrupación de la clase obrera principalmente en torno a sus organizaciones legales y semi legales. Debemos asimismo impulsar el trabajo conjunto con la Iglesia en todos los frentes en que se desarrollan acciones en pro de los derechos del pueblo.
Debemos ir a la reactivación del organismo máximo de los trabajadores. La necesidad de darles cada vez más homogeneidad y coherencia a la lucha de todo el pueblo, replantea el fortalecimiento de la dirección central de los trabajadores, de todas las tendencias, en pro de los objetivos comunes particularmente uno: el derrocamiento de la tiranía. Asimismo debemos impulsar el trabajo unitario en los sectores campesinos entre las distintas confederaciones donde actualmente se crean grandes condiciones para llegar a acuerdos que salvaguarden derechos básicos del movimiento popular y lleve a elevar el nivel de enfrentamiento de estos trabajadores por sus derechos y conquistas hoy barridas.
Asimismo el Partido define como de gran importancia el trabajo en las poblaciones, fundamentalmente en las de mayor concentración obrera y capas pobres, en ellas destacamos el trabajo por la defensa de mejores niveles de vida, y la solidaridad combativa. Así la recuperación de organizaciones naturales como las surgidas en las luchas concretas en los comités de cesantes, comedores infantiles y familiares, comités sin casa, etc. adquiere cada vez mayor vigencia donde debemos volcar urgentes esfuerzos que garanticen que dichas luchas apunten en todo momento y estén en relación con los objetivos de la vanguardia consciente de un movimiento popular.
3.- Las tareas movilizadoras: todas las tareas planteadas en las plataformas mínimas, son nuestras palancas, nuestras herramientas que pongan en movimiento y aceleren el combate, pero cada tarea sólo puede impulsarse teniendo en cuenta el carácter específico del momento y a menudo unas dependen del cumplimiento de las otras. El mayor problema, como ya dijimos, ha sido determinar certeramente para cada momento las tareas precisas capaces de generar hechos políticos que movilicen amplias fuerzas y den confianza al pueblo y a la vez aumenten el desconcierto y destruyan la moral del enemigo.
A la luz de esta necesidad el Pleno ha estudiado y resuelto impulsar con toda energía para corto plazo la que llamamos la gran tarea, concentrando allí toda nuestra capacidad y creatividad.
Para el frente obrero, campesino y profesional llamamos a trabajar por la plataforma mínima, aprobada por la comisión nacional sindical y agraria: el derecho a negociación colectiva, derecho de elección por la base, el derecho a huelga, libertad para los dirigentes presos, etc. Con ello avanzamos directamente a la formación práctica del Frente Antifascista, ya que logramos que el 90 o 100% de los afiliados se jueguen en esta posición. Obligatoriamente trabajamos con todas las tendencias políticas: el sindicato, asocia en la acción y como también es obvio desarrollamos un activo trabajo de agitación y propaganda, antes, durante y después de la campaña, lo que requerirá una buena coordinación de tal modo que al menos cien mil trabajadores se pronuncien en la hora decisiva.
Para el trabajo de las FF.AA la gran tarea debe ser la conciencia de todos los futuros conscriptos, impidiendo que los hijos del pueblo sean convertidos en instrumento de dominación fascista. Esta tarea debe ser impulsada y cumplida por todos, Debe ser la acción mínima de todas los madres, padres y hermanos y compañeros de colegio todo aquel que tiene en su familia o actividad un candidato a verdugo de los trabajadores., Cuando lanzamos esta tarea no estamos hablando de trabajo clandestino sino abierto; ya que para crear una situación que debilite realmente al aparato represivo debe ser el grueso de estos hombres los que hayan sido ganados para los posiciones anti fascistas, Nuestra misión no consiste en plantear que dichos elementos descarten u organicen ejércitos populares, ya que éstas son cuestiones que requerirán del desarrollo de otros factores que aún están inmaduros.
Le gran tarea de los pobladores. Alimentación y atención médica a los niños. La lucha por salvar a futuras generaciones del infanticidio general producido por el hambre y la medicine comercial es la más legitima de las espiraciones de todas las fuerzas de orden social que conforman las masas poblacionales y que golpean la conciencia y crean condiciones para aislar a los elementos fascistas y elevar el nivel combativo de nuestras fuerzas.
Le Gran Tarea de los Estudiantes, El Derecho a Organizarse Democráticamente. La conquista de esta reivindicación debe ser la base que permita levantar los combates por el derecho a libertad de cátedra, le defensa contra le penetración fascista en la enseñanza. El derecho a la educación superior y asistencia de los estudiantes de escasos recursos, Así como el derecho a la libre creatividad y la investigación académica-cultural.

 

 

SOBRE EL TRABAJO EN EL FRENTE JUVENIL

1.- Le decisión de disolver la Juventud Socialista, adoptada por el CC a fines de 1973, no tenía por objetivo limitar el trabajo de los socialistas en este frente, sino tan sólo intentaba fortalecer la organización y presencia partidaria duramente afectada a esa fecha, por le represión y el divisionismo.
2.- A pesar de no contar transitoriamente con un destacamento juvenil orgánicamente independiente, es para nuestro Partido un deber irrenunciable el trabajar con las masas juveniles. La gran mayoría de la población de nuestro país es joven, buena parte de ella corresponde desde el punto de vista de clases a los sectores más duramente afectados por el régimen de la DMF. A pesar de ello, de no ofrecerles nada o los jóvenes, la dictadura intenta ganar su apoyo llamándola al apoliticismo y la pasividad, llenándola de su demagogia nacionalista enajenante.
3.- Es indiscutible que hasta hoy han tenido un relativo éxito. Históricamente la influencia en el movimiento juvenil de las expresiones políticas reaccionarias ha sido muy débil: Sus intentos de mantener la juventud al margen de la historia sólo condujeron a su propio aislamiento. Ya durante el gobierno popular esta situación comenzó a alterarse, siendo indiscutible la colaboración de un vasto sector juvenil prestó al fascismo directa o indirectamente. Pero, esto no adquirió continuidad por el carácter burocrático del trabajo de masas de la dictadura y por cierto debido a las inmensas contradicciones que se desarrollaron como consecuencia de la política de terror y hambre. pero la dictadura no abandona su trabajo entre la juventud, al contrario día a día mejora sus métodos, cuenta con poderosos recursos, el control del sistema educativo y todos los medios de comunicación. Es vital reforzar el trabajo de los partidos obreros entre la juventud ganándola mayoritariamente para nuestro campo.
4.- Esto es posible: nuestro programa refleja intereses de la juventud en su conjunto como un estamento de características sicofisiologicas y de los más vastos grupos y clases sociales que la componen, exceptuando a la alianza de los monopolios y camarillas militar-fascista. Nuestra perspectiva socialista ha interesado a la juventud. Nuestra consecuencia en la organización y el desarrollo de sus organismos nos hace especialmente legítimos.
Para avanzar en el trabajo juvenil es vital la unidad. La acción de fuerzas dispersas es condición de derrota en una situación como la actual donde el campo de trabajo es fuertemente controlado y donde tienen fuerza el cristianismo de izquierda y la pequeña burguesía revolucionaria (diversidad y pluralismo de expresiones políticas enormes en este frente). Estas fuerzas operan hoy en día, pero es necesario mejorar la unidad, la amplitud, construyendo el frente antifascista.
Asimismo, la solidez del trabajo UP es mayor entre los jóvenes que en ningún otro frente de lucha. El Manifiesto de Junio de la UP es una prueba más; es vital utilizar ventajosamente este hecho en función del trabajo antifascista. Asimismo, la JDC ha sido y es bastión de los elementos más progresistas de este partido (DC). El trabajo conjunto desarrollado, a pesar de ello no puede satisfacernos. Es necesario y posible incorporar a los jóvenes DC a la mayoría de nuestras actividades de base.
También la Iglesia es una institución donde se ubican muchos jóvenes; trabajar con ellos en los cientos de puntos coincidentes es nuestro deber. La legalidad de la Iglesia favorece nuestro trabajo y lo amplía; no se trata de infiltrarla sino de tratarla como aliado, con el cual marcharemos juntos por razones muy precisas: nuestra común defensa de los derechos de las masas.
5.- Intentamos estratégicamente trabajar entre amplias masas juveniles, pero limitaciones orgánicas hacen necesario priorizar. Entendiendo que los jóvenes obreros y campesinos en esta fase primaria de lucha reciben la influencia del trabajo sindical y agrario del Partido, los socialistas volcaremos nuestro esfuerzo hacia jóvenes estudiantes y pobladores no por razones de caprichos, sino por la importancia política, influencia actual e intereses del fascismo grado de organización partidario, etc.
6.- Nuestros métodos y estilos: El trabajar con la masa siempre junto a ella, organizándola, desarrollando la lucha ideológica, agitando nuestro programa y consignas y conduciéndolas siempre significa cumplir con nuestro rol de vanguardia, lo contrario, el sectarismo, las conspiraciones además de quitarle toda razón de ser al Partido, facilita la acción de la dictadura,
Nuestro trabajo en el frente juvenil debe ser constante, en base a un programa de acción definido y correcto que contemple los intereses y aspiraciones de los jóvenes; por otra parte debemos poner especialmente énfasis en el consenso unitario para desarrollarla, a partir de su aprobación la impulsaremos siendo flexibles y creativos. La propaganda en todos sus formas es extraordinariamente importante pare contrarrestar la demagogia fascista y educar a los jóvenes bajo convicciones democráticas, la especial sensibilidad de los jóvenes facilita la tarea; es importante denunciar permanentemente todo intento por enajenar a la juventud a través de falsos mitos,
7.- El programa mínimo que el partido ha establecido es válido también para la juventud. El derrocamiento de la dictadura y la instauración de una democracia del pueblo es el máximo interés de los jóvenes chilenos. Las nuevas condiciones de estudio, salud, trabajo y legítima justicia que nuestro partido en su programa establece interesan vivamente a toda la juventud; es responsabilidad de cada militante hacer que este interés se transforme en actividad permanente.
8. - Nuestros tareas más usuales en el plano de las masas son les siguientes:
Propaganda de nuestro programa y plataforma constatándolo con el proyecto fascista
Denuncia de cada injusticia y atropello.
Organización del frente juvenil de Unidad Antifascistas a partir de la movilización en la base y lugares intermedios por programas y planes concretos que nazcan de la discusión y acuerdo de todas las fuerzas antifascistas.
Solidaridad permanente con los afectados por le Criminal política de la DMF, familiares de detenidos, asesinados, cesantes y todos aquellos que sufren la dictadura. Mediante el ejercicio de la solidaridad los jóvenes encuentran una forma práctica de acci6n social, se vinculan a la realidad de su patria y en su común soporte desarrollan su unidad. Una de las formas más adecuadas de generalizar esta solidaridad es a través del apoyo a los comedores infantiles.
Defensa de la cultura; valores populares ante la avalancha chauvinista y extranjerizante del fascismo. A través de todas las formas posibles, Talleres, Peñas, etc.
Captación para el Partido dentro de las normas de seguridad, de los combatientes más decididos y honestos.
9.- Plataforma de lucha.
a) Libertad paro todos los presos políticos. Especialmente Exequiel Ponce, Luís Corvalán, Carlos Lorca, Víctor Díaz, Ricardo Lagos, José Weibel y todos los demás dirigentes chilenos detenidos. b) Disolución de la DINA, cierre de los campos de concentración y juicio a los verdugos, c) Levantamiento del estado de sitio, en cualquiera de sus categorías. d) Retorno de los expulsados por el fascismo. e). Derecho a organizarse libremente. f) Fin a la política económica, restablecimiento de los niveles de vida y control de precios. g) Derecho a huelga, derogación del Decreto 198. h) Subsidios de cesantía, fin a los despidos i) Fin al abuso en los cuarteles, más flexibilidad y mejor pago y acortamiento del servicio militar, educación obligatoria y salidas regulares, j) Pago de matrículas diferenciadas, con excepción bajo un monto acordado por los alumnos y por los profesores. k) Retorno de todos los expulsados, detenidos y perseguidos de las aulas en liceos y universidades. l) Rebaja del arancel de PAA, ampliación de matrículas universitarias, ll) Aumento y extensión del bono de escolaridad. m) Desarrollo de las salas cunas en fábricas y escuelas. n) Implementación de un programa urgente y masivo de nutrición infantil. ñ) Entrega de recursos para el desarrollo del deporte en las poblaciones„ o) Plan masivo de construcción de viviendas durables, para absorber fuerzo de trabajo y resolver el déficit del rubro.

 

 

CARACTER DEL PARTIDO Y CRITERIO SOBRE SU FORTALECIMIENTO

1.- Por las características del período (repliegue, reestructuración y lucha en el repliegue, formación de las alianzas), pensamos que la concepción correcta de partido es aquella que tipifica a una organización de cuadros, entendiendo por cuadros los naturales dirigentes de la clase obrera, a los militantes que han asimilado la ideología marxista (por lo tanto se han proletarizado) y actúan estrechamente unidos a las masas, orientándolas y dirigiéndolas. Estos cuadros deberán tener una gran preparación en todos los aspectos de la lucha abierta y la clandestina, ser ideológica y políticamente aptos para enfrentar los experimentados organismos de represión dictatoriales y dispuestos a todo por el Partido. En resumen, jefes, cuadros, partidos y masas en dinámica interdependencia.
Vivimos entonces una etapa de transición de un Partido de masas creado para la lucha electoral a la formación de un núcleo central de los mejores cuadros.
2.- En la perspectiva de fortalecer un Partido fuerte y único, ideológicamente impregnado por la ideología marxista-leninista, que entiende a la clandestinidad en el trabajo como el mecanismo que impide la desarticulación de la organización y el conocimiento de sus cuadros por parte de aparatos represivos, los criterios primarios deben ser:
-El cumplimiento más estricto de las normas de seguridad que implican resguardo de la compartimentación tanto de trabajo como de nivel.
-El continuo ejercicio de la democracia interna a través de los canales regulares entendiéndola en las actuales circunstancias como la consulta del organismo superior el inferior, las sugerencias y aportes de esta última y las decisiones colectivas en el nivel que corresponden. Clarificamos sin embargo, que en las actuales condiciones debe primar el centralismo sobre la democracia,
-Le continuidad de las publicaciones y el cumplimiento de las tareas de las direcciones intermedias que permitan el conocimiento hasta ahora no logrado de nuestra posición ante las masas,
Reafirmamos como correctos los conceptos emitidos en el mensaje del CC a la militancia agregando la facultad a los CR de adherir a los U y L donde se traten los problemas específicos de los frentes de su zona.
Llamamos también a las direcciones intermedias a la comprensión de las tareas de corresponsales populares entregando no sólo noticias, sino que también el aporte en lo cultural, artístico y a través de entrevistas en los frentes de masas que vayan a enriquecer nuestro órgano oficial.
3.- Constituye para nosotros también un paso importante en la conducción de las metes antes planteadas, el fortalecer la unidad de todos los socialistas en torno a su dirección.
Tal unidad se debe dar en torno a las posiciones correctas, como premisas la línea del Partido en el interior de Chile y la consecuencia con los postulados marxistas-leninistas que marca el desarrollo de nuestra organización y debe ser tarea constante del Partido la desnaturalización de las posiciones de los grupos extra-partidarios a través de la lucha ideológica constante que rescate a los socialistas honestos y excluya a todos aquellos que (tradicionalmente) han sido agentes de la división y el fraccionalismo.
Desenmascararemos el oportunismo de tales sectores que no han trepidado en unirse a militantes públicamente expulsados del partido; los que han intentado "direcciones de consenso", con el claro propósito de continuar sus luchas internas como fracciones legitimizadas y por ambiciones de poder ancestrales. Sólo una debe ser la línea del Partido, de acuerdo a análisis de la situación y no de acuerdo a las líneas que nada tengan que ver con la realidad y que unan ficticiamente al partido.
4.- Como una forma de evitar en el futuro el surgimiento de nuevos sectores fraccionalistas, "debemos fijar" una línea de conducta en el control de los cuadros y ver las tareas emanadas de la Dirección, así como también, de regular el respaldo a la línea del Partido, cuestión que haremos y abordaremos públicamente en los próximos meses.

 

 

PROYECTO DE ORGANIZACION: (SÍNTESIS RESTRINGIDA)

1.- En las perspectivas de consolidar el desarrollo alcanzado por nuestro Partido, se hace imprescindible el cumplimiento de las tareas planteadas en el documento de febrero de la dirección nacional de organización. En tal sentido el plan a aplicar en cada CR debe ser:
1.-Aplicar el criterio de la dirección nacional de organización adaptándolo al grado de desarrollo de cada CR que comprenda:
a) análisis, planificación y evaluación de acuerdo a los centros estratégicos de CR entendiendo que la claridad está dada por el trabajo a niveles de la clase obrera en primer lugar, el campesinado, los estudiantes, pobladores y técnicos respectivamente. b) Fortalecimiento de la organización interna a través de: -consolidación de las direcciones regionales -fortalecimiento de las unidades de servicio esenciales (propaganda, finanzas, seguridad) -Transformación de las seccionales electorales, en seccionales por frente de masas -Nucleación del Partido en los centros estratégicos -Promoción de cuadros proletarios a nivel de dirección
2.- Profundización de los vínculos entre el Partido y las masas a través de:
a) La reactivación de los organismos naturales del pueblo y la clase como los sindicatos, federaciones, confederaciones, juntas de vecinos, centros de madres y centros juveniles. b) Implementación del esfuerzo principal en el trabajo de masas de los CR a través del trabajo sindical, a través del trabajo con los aliados en CUAF primero y luego de su discusión y aprobación en los sindicatos, federaciones y confederaciones. c) Trabajo en los niveles poblacionales entendiéndolos como la necesidad del vínculo del Partido con las poblaciones obreras y las capas más desposeídas de la población donde se visualizan más claramente los resultados de la política antipopular de la DMF.
El trabajo de las direcciones intermedias de este frente deben pasar por
1.-Reactivación de los organismos naturales del pueblo a ese nivel. 2.-Impulsar los comités de pobladores donde existan estos organismos naturales. 3.-Impulsar una plataforma de lucha en cualquiera de los dos que contemple.
I Defensa de los niveles de vida del pueblo:
a) lucha por los precios justos y subvención por parte del Estado a los alimentos esenciales. b) Lucha contra las alzas y el abuso en el cobro de los bienes de consumo como luz, agua, gas, etc.
II. Movilización por una vivienda digna para los trabajadores.
a) Por arriendos y dividendos justos. b) Contra el desalojo o cambio de residencia de los actuales propietarios. c) Por la asignación de viviendas sin discriminación política.
III Movilización pro defensa de los derechos democráticos y humanos.
a) Término del estado de sitio. b) Libertad para los presos políticos. e) Disolución de la DINA. d) Democratización de los organismos de masas.
IV. Solidaridad con los sectores más explotados.
a) Organización de los sectores cesantes y presión organizada que reivindique el trabajo como un derecho esencial junto a la creación de nuevas fuentes de trabajo. b) Denuncia del carácter súper explotador del P.E.M. que no entrega garantías previsionales y salarios misérrimos, c) Vinculación de estos sectores con los sindicatos industriales para promover la iniciativa entre la clase. d) Fortalecer las iniciativas de los comedores infantiles y populares a través del vínculo eclesiástico
V. En el desarrollo de la organización en Santiago la formación de una región de los estudiantes, de los profesionales y técnicos y de los trabajadores de la cultura

 

 

ACUERDOS DEL COMITE CENTRAL SOBRE SUS RELACIONES CON EL SECRETARIADO EXTERIOR

1.-La Dirección interior (D.I.) del PS que encabeza la resistencia del pueblo chileno contra la dictadura fascista, reunido en pleno en algún lugar de Chile, saluda fraternalmente al Secretariado Exterior (SL) como también a cada uno de aquellos militantes que cumplan su deber revolucionario en los distintos lugares del mundo.
2.- Nos interesa destacar la significación, objetiva, comprobable que ha demostrado tener el SE en cuanto a organizar e implementar las acciones destinadas a denunciar en el mundo entero, las injusticias, atropellos y deleznables objetivos de la JMF, hace que posea un gran valor en la perspectiva de su derrocamiento.
3.- Apreciamos desde la profundidad de nuestra clandestinidad y en medio donde están las masas las dificultades que encuentran, incomprensiblemente, los esfuerzos que tienden a que el SE vierta incondicionalmente, bajo principios leninistas, todo lo que signifique una ayuda material y moral a la DI. Reiteramos específicamente que el SE debe orientar su trabajo en torno a las necesidades y requerimientos internos que impongan los nuevos acontecimientos, de manera que el Partido tenga progresivamente una influencia en la coyuntura.
4.- Reiteramos en forma insistente y obligatoria la necesidad de contar con mayores condiciones materiales para desarrollar nuestro trabajo, cuestión que depende en gran medida de la capacidad organizativa y política que el SE debe desarrollar en virtud del amplio radio de acción que posee.
5.- Estimamos como un imperativo histórico que la militancia radicada en el exterior y aglutinada en torno al SE, se prepare cotidianamente en el quehacer científico y en el dominio de la ciencia marxista, de manera que el Partido y el pueblo cuenten con cuadros legítimos preparados para la futura sociedad: Consecuentemente la DI lo implementa cotidianamente, en condiciones muy limitadas y expuesto a riesgos permanentes que ella encierra.
6.- Valoramos en sus justos términos todos los aportes críticos que el SE nos ha hecho llegar, en especial, todo lo relativo a la problemática ideológica.
Pero entendemos que toda crítica debe partir por comprender en primer lugar el contexto en que se desarrolla el Partido: la intensa represión sufrida el año pasado y los violentos golpes a que ha estado sometido, que han limitado su desarrollo teórico. Sin embargo, éste se mantiene en pie firme y decidido con una línea política justa y coherente pese al agotamiento de los cuadros de primera línea, muchos de los cuales viven en las peores condiciones materiales.
7.- Es así como criticamos con autoridad la acción desquiciante que mantienen grupos anti-partido que no sólo menoscaban la integridad unitaria del Partido sino que además ostensiblemente la posibilidad de resolver a corto plazo los problemas de la dirección revolucionaria del pueblo, cuestión que es de vital importancia para el movimiento popular. De allí que manifestemos al SE que cualquier apoyo inscrito en el contexto anterior está significando un retraso significativo y cualitativo a la acción partidaria y consecuencialmente al proceso revolucionario.
8.- Estamos seguros de que acelerar su capacidad organizativa, implementar de manera más expeditiva y continua las vinculaciones con la DI, desarrollan más profundamente la teoría revolucionaria, prepararse sistemáticamente al calor de la ciencia marxista, visualizar con mayor precisión los requerimientos del trabajo internacional del Partido y de los militantes del exterior.
9.- Llamamos a redoblar los esfuerzos del SE tendientes a garantizar cada día más el trabajo clandestino. Nuestro Partido tiene una enorme responsabilidad y compromiso histórico con el pueblo.

 

 

DECLARACION FINAL SOBRE EL PLENO DEL CC

Con motivo de la culminación de su primer pleno, desde el golpe fascista, el CC ha entregado la siguiente declaración:
1.- A comienzos de este mes el CC del Partido realizó su primer pleno desde el golpe fascista. Este evento efectuado bajo las más rigurosas medidas de seguridad reunió a la totalidad de los miembros activos del CC que permanecen en Chile y contó además con la valiosa colaboración de los integrantes de equipos nacionales vinculados a la dirección superior.
2.- El Pleno debatió extensa y fraternalmente los problemas de unidad política y orgánica del Partido, las cuestiones más importantes de la situación política y las futuras tareas del pueblo.
3- Este debate se realizó sobre la base del estudio más riguroso de nuestra realidad nacional, a la luz del Marxismo Leninismo, de la justa línea partidaria, de les experiencias amargas o exitosas de otros pueblos y de la confrontación de opiniones con Partidos Hermanos. Los resultados del rico debate, clara maduración de la experiencia de tres años de lucha antifascista, fueron sintetizados en un documento que la dirección próximamente hará público.
4.- Es el sentimiento común de todos los miembros del CC destacar el notable aporte del querido camarada Luís Eduardo Charme en la preparación y exitoso desarrollo del Pleno, quien pocos días después de finalizar el evento fue salvajemente asesinado por la DINA.
5.- La Dirección Máximo del Partido manifiesta su profunda convicción de que los acuerdos obtenidos servirán para fortalecer y mejorar el trabajo de los socialistas en el seno de las masas. Llamamos por lo tanto a todos los militantes a difundir y aplicar creadoramente en sus respectivos frentes las resoluciones de este histórico Pleno.

PSCH, Septiembre 1976


Siglas utilizadas DMF = Dictadura Militar Fascista. PEM = Proyecto Empleo Mínimo. FAF = Frente Antifascista. JMF = Junta Militar Fascista. MUN = Movimiento Unidad Nacional (fascista). CR = Comité Regional. DI = Dirección Interior. SE = Secretariado Exterior.